Cómo instalar césped artificial

A continuación te explicamos todo el proceso para instalar césped artificial correctamente junto a algunos trucos y consejos para hacerte el trabajo más fácil. Como ya sabrás, el césped artificial es la mejor solución para crear bonitos espacios en cualquier tipo de superficie sin tener que darle un riguroso mantenimiento diario. Con esta guía, cualquier persona podrá colocar el césped sin problema alguno siguiendo los pasos de forma correcta.

Material necesario:

  • Malla anti-hierbas.
  • Clavos y martillo.
  • Banda autoadhesiva.
  • Un cúter y una regla.
  • Arena de sílice.
  • Cepillo de cuerda dura.
  • Perfume anti-bacterias.

CATÁLOGO ONLINE DE CÉSPED ARTIFICIAL

GUÍA DE INSTALACIÓN DE CÉSPED ARTIFICIAL

1. PREPARAR EL TERRENO

El primer paso de todos es preparar el terreno dónde irá colocado el césped. Para empezar, habrá que quitar todas las malas hierbas y piedras usando una azada o en caso de tenerlo, un motocultor. El objetivo es evitar que quede cualquier tipo de hierba para que no crezcan por debajo de las mallas. Una vez hecho eso, rociaremos todo el suelo con herbicida para asegurarnos (en la medida de lo posible) que vuelvan a salir estas plantas y hierbas una vez colocado el césped artificial.

A continuación, hay que cubrir todo el suelo con la arena o grava necesaria para que el suelo quede nivelado. En el caso de no tener estos materiales, podría hacerse con tierra pero no es muy recomendable. Hay que conseguir formar una superficie lo más plana posible para que el aspecto final quede lo más bonito posible y que no haya agujeros debajo del césped.

Finalmente, se riega el suelo en abundancia y se pasa un rodillo para compactar y acabar de nivelar el suelo. Esto hará que la superficie sea firme y esté completamente preparada para la colocación del césped artificial.

2. COLOCAR LA MALLA ANTIHIERBAS

La malla anti-hierbas sirve para favorecer el drenaje del césped artificial y evita que vuelvan a crecer malas hierbas en el suelo de debajo. Esto la hace un elemento imprescindible para estas instalaciones. El siguiente paso consiste en extender esta malla por encima del suelo y fijarla con clavos a cada metro para que no se mueva.

Los bordes deben doblarse y asegurarnos de que quedan bien fijados al suelo. En el caso que sea necesario, pueden usarse varios clavos para que quede bien sujeto. Al colocar más de una tira de mallas deben solaparse unos 10 centímetros aproximadamente para asegurarnos de su correcta instalación.

3. PLANIFICAR COMO IRÁ COLOCADO EL CÉSPED

Es muy importante medir la superficie y planificar como irán los cortes en el césped antes de hacerlos. Habrá que empezar extendiendo el césped por encima de la malla colocando las fibras en la misma dirección para que se vea con el mayor realismo posible.

Antes de unir las piezas de manera definitiva, hay que eliminar cualquier imperfección para que las juntas queden perfectas. Para ello, cortaremos un nudo a cada lado de 5 milímetros aproximadamente y colocaremos las piezas dejando un margen de 1 milímetro. Dependiendo del tipo de césped artificial habrá que dejar un poco más de separación. Finalmente, peinaremos el césped de la unión y comprobaremos que quede completamente tapada. En el resultado final no deben apreciarse las juntas entre piezas ya que el pelo del césped las tapará.

4. INSTALAR EL CÉSPED SOBRE LA MALLA ANTI-HIERBAS

Una vez comprobado que el césped artificial se verá lo más realista posible, extenderemos la banda autoadhesiva sobre las juntas. Plegamos uno de los recortes sobre si mismo y retiramos el protector del adhesivo. Ponemos el césped encima de la banda y repetimos el mismo proceso con la otra tira para que quede perfectamente pegado. Finalmente, repasamos todo el borde despegando los pelos que se hayan quedado pegados para evitar que se vea la separación y cubran toda la junta. Repetimos el mismo proceso en toda la superficie de césped.

Además, es recomendable clavar toda la superficie del césped a cada metro, sobre todo en las zonas de unión y los bordes para que quede completamente fijado al suelo. El objetivo es evitar que se separe o despegue pero aconsejamos usar clavos que queden tapados con los pelos del césped para que no se vean una vez acabado.

5. ÚLTIMOS RETOQUES

Una vez está todo el césped artificial instalado, extendemos arena de sílice por toda la superficie y pasamos el cepillo de cuerdas duras a contra-dirección de los pelos. Esto se hace para que levante el pelo del césped e iguale la cantidad de arena.

Este último paso es opcional pero aumenta considerablemente la sensación de confort y hace que las pisadas sean mucho más agradables. Además, evita que se caliente excesivamente en verano y ayuda a que los pelos se mantengan erguidos. El paso final sería rociar el césped artificial con perfume higienizador para prevenir la aparición de bacterias y que huela a césped natural.

Además de césped artificial, también tenemos...